Recetas: Tarta de limón con leche condensada

Naranjas, mandarinas y limones nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades a la hora de cocinar

Los cítricos aportan un sabor muy especial a la comida a la vez que aportan vitamina C a nuestro organismo. Por ello, resulta muy interesante incorporar frutas como la naranja, la mandarina o el limón a nuestro recetario. Aunque los cítricos se pueden utilizar en una gran variedad de recetas, sin duda la más extendida es hacerlo en repostería. Tartas, bizcochos, mousse, rosquillas o cremas son algunas de las opciones que se pueden preparar.

En esta ocasión, os proponemos una deliciosa tarta de limón con leche condensada muy fácil de preparar, ideal para cualquier momento.

Ingredientes:

  • 1 bote de leche condensada de 400 gramos
  • 2 limones
  • 3 huevos
  • 1 paquete de galletas tipo María (25 aproximadamente)
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1/2 vasito de leche aproximadamente
  • Azúcar glass

Preparación:

Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla previamente derretida. Utilizamos la mezcla para hacer el fondo de la tarta en un molde. En un bol, mezclar la leche condensada, las yemas de huevo y la ralladura de medio limón. Tras mezclar, añadir el zumo de 2 limones y volver a mezclar bien. Montar las claras a punto de nieve y mezclar con cuidado con lo anterior. Poner el relleno encima de la base y hornear durante 40 minutos aproximadamente. Comprobar con un palillo que está cuajada, cuando salga limpio estará lista y sino dejar unos minutos más. Dejar enfriar, desmoldar, espolvorear con azúcar glass y… ¡Listo para saborear!