Proyectos de futuro

Llegar donde hemos llegado no ha sido fácil, pero sí reconfortante. Por eso siempre queremos más y, por supuesto, mejor.

Scroll

scroll

Scroll
Expansión
Queremos

Llegar mucho más lejos

Trabajamos para seguir ampliando nuestra capacidad de producción y poner en valor la calidad de nuestros productos con una integración totalmente vertical que nos siga permitiendo participar en todo el proceso del cultivo bio.

En la actualidad se están llevando a cabo varios proyectos para desarrollar aún más nuestra producción sostenible de cítricos bio. Un claro ejemplo de ello son los que se dan lugar en Bobalén (96ha) o en Casamayor (80ha). Fincas con características y microclimas muy particulares gracias a su enclave que, tras haber sido meticulosamente estudiado para su posterior plantación de cítricos y otras especies herbáceas y arbustivas autóctonas, ya están viendo aparecer sus primeros frutos.

Queremos

Incorporar nuevas variedades

Escuchamos las necesidades de los consumidores, estudiamos cada tendencia, cada producto y cada necesidad con el fin de ofrecer lo que nuestros clientes buscan con el máximo estándar de calidad. Dicen que en la variedad está el gusto, y es verdad que cada incorporación nos gusta más.

Hoy en día tenemos en producción diferentes variedades que aún no figuran públicamente en nuestro catálogo, pero lo harán pronto porque estamos deseando compartirlas con el mundo. Un claro ejemplo de ellos son la naranja Sanguinelli, la mandarina Mandanova, cítricos exóticos como el Kumquat, el Cítrico Caviar o Mano de Budha, pero esto es solo la puntita del iceberg.

Nuevas variedades
Sostenibilidad
Queremos

Hacer del mundo un lugar mejor

Nuestras prácticas agronómicas, además de seguir las pautas propias de una finca ecológica, ponen en valor los principios básicos de la agroecología, fomentando así el desarrollo de especies herbáceas y arbustivas autóctonas de la zona de manera conjunta con las plantaciones de cítricos.

Apostamos por una agricultura regenerativa, consiguiendo que la propia finca funcione como sumidero de CO2 y reduciendo la huella hídrica gracias a la utilización más eficiente del agua, otro de nuestros bienes más preciados.

Este tipo de agricultura se complementa a la perfección con la tecnología más avanzada para gestionar de manera sostenible tanto el riego como la fertirrigación automática. Seguimos a la vanguardia para que la tecnología sea nuestra mayor aliada en esta construcción de un mundo mejor.

Menú